APOLOGIA DE JUSTINO MARTIR PDF

Vaidade da idolatria 9. Somos vossos aliados para a paz A doutrina de Cristo Mas nem todos compreendem isso".

Author:Nekazahn Moshicage
Country:Spain
Language:English (Spanish)
Genre:Literature
Published (Last):11 January 2005
Pages:417
PDF File Size:19.50 Mb
ePub File Size:19.85 Mb
ISBN:758-5-72711-601-1
Downloads:49142
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Faejinn



Exordio 1. En efecto, de un nombre no puede razonablemente originarse alabanza ni reproche, si no puede demostrarse por hechos algo virtuoso o vituperable. Porque se nos acusa de ser cristianos, pero no es bueno odiar lo que es excelente. Lo que se debiera hacer es examinar la conducta lo mismo del que confiesa que del que niega, a fin de poner en evidencia, por sus obras, la calidad de cada uno.

Porque de la misma manera que algunos, que han aprendido en la escuela Cristo a no negarle cf. Gn 6, Y lo mismo exactamente intentan contra nosotros. Porque no les vamos a pedir que castiguen a nuestros acusadores, pues bastante tienen con la maldad que llevan consigo y con su ignorancia del bien. Tampoco honramos con variedad de sacrificios y coronas de flores a esos seres que los hombres, tras fabricarlos y colocarlos en los templos, los llaman dioses, pues sabemos que son objetos sin alma y sin vida, que no tienen forma divina cf.

No faltan entre ellos quienes llegan hasta violar a las esclavas que trabajan a su lado. A este respecto, efectivamente, se nos tacha de locura cf. Dt 21,23 ; y es que ignoran el misterio que hay en ello, al que les exhortamos que atiendan cuando nosotros lo expongamos. Jesucristo es el maestro divino Mt 5,44; Lc 6,28; 23,34; Hch 7,60 , a fin de que, viviendo conforme a los hermosos consejos de Cristo, tengan buenas esperanzas de recibir junto con nosotros los mismos bienes de parte de Dios, soberano de todas las cosas.

Pues el Padre celestial quiere la penitencia del pecador, no su castigo. Mt 16, Paciencia, no violencia, sinceridad Mt 5, Porque el que me oye y hace lo que yo digo, oye a aquel que me ha enviado Lc 10,16; cf. Mt 7, Lc 13, La lealtad de los cristianos Lc 20, Pero puesto que la conciencia permanece en todos los nacidos, y nos amenaza un castigo eterno, no sean negligentes en convencerse y creer que son verdad estas cosas.

De la misma manera, por el hecho de no haber visto nunca resucitar un muerto cf. Mt 10, El combate final Pero nosotros tenemos a Dios, creador de todas las cosas, por algo superior a todos los seres que experimentan transformaciones.

En fin, que no haya de adorarse a las obras de las manos de los hombres cf. Lv 26,1; Is 2,18; Sal ,; ,15, etc. Jesucristo es el Verbo divino Sal 3,6 , nada nuevo presentamos, si se atiende a los que ustedes llaman hijos de Zeus. La verdad es, como anteriormente dijimos, que fueron los demonios malvados quienes tales cosas hicieron. I,21,1 , admitan entonces que este punto es coincidente con lo que ustedes dicen de Hermes, a quien llaman el Verbo mensajero de parte de Dios.

I, , pues el que es superior se muestra por sus obras. Excelencia de la doctrina cristiana Col 1,15; Rm 8,29; Hb 1,6; 11,28; 12,23; Pr 8,22 y su potencia cf. Costumbres abominables del paganismo El culto a la serpiente Mt 25,41 , cosa es que de antemano fue anunciada por Cristo. Rm 1, La castidad cristiana En segundo lugar cf. Hch 1,16; 28,25 [que cita Is 6,9s.

Gn 49, Mt 21,1 atado a una parra cf. Lc 1,35 y, permaneciendo virgen, hizo que concibiera. Mi 5,1. Is 58,2. Jn 19, Is 1, Mt 27, Mi 4, Mt 10,2s. Hch 2, Los Salmos 18, 1 y 2 No hay discursos ni palabras cuya voz no se oiga. Hch 4, El triunfo de Cristo: Salmo 95 Tema ante su faz toda la tierra, que se afirme y no vacile. Sal De lo anteriormente por nosotros dicho no tiene nadie que sacar la consecuencia de que nosotros afirmamos que cuanto ocurre, sucede por necesidad del destino, por el hecho de que decimos ser de antemano conocidos los acontecimientos.

Nosotros hemos aprendido de los profetas cf. Vemos que el mismo sujeto pasa de un contrario a otro. Libre arbitrio y responsabilidad Is 35,5 y resucitar muertos, escuchen las palabras con que fue profetizado: 2. Mt 11,5; Is 35,5; 26, Rm 10, Los sufrimientos de Cristo Is 53,12 LXX. Lc 24,27 y le vieron subir al cielo cf. El regreso de Cristo en la gloria Porque es arrebatada de la tierra su vida, por las iniquidades de ellos va a la muerte.

ESTADO EPILEPTICO PEDIATRIA PDF

La celebración de la Eucaristía. San Justino, mártir

.

EL BANQUERO ANARQUISTA DE FERNANDO PESSOA PDF

A relação entre filosofia e cristianismo para Justino, o Mártir

.

CHAFFOTEAUX PIGMA PDF

San Justino

.

CANON POWERSHOT SX10 IS USER GUIDE PDF

Hoje é celebrado São Justino, Padre da Igreja e mártir

.

Related Articles