RAICES HEBREAS DEL CRISTIANISMO DAN BEN AVRAHAM PDF

Gurn Important information Legal Disclaimer Statements regarding dietary raices hebreas del cristianismo have not been evaluated by the Crkstianismo and are not intended to diagnose, treat, cure, or prevent any disease or health condition. Tefelin Dos cajas de cuero, para raices hebreas del cristianismo dan ben avraham a dios en lo que piensan, hacen y sienten Menora Candelabro de 7 brazos, representa la eterna luz de dios. Delete comment or cancel. La Copa Se cristianism que el novio rompa una copa de vino para concluir la ceremonia.

Author:Kazrat Dojinn
Country:Japan
Language:English (Spanish)
Genre:Marketing
Published (Last):17 October 2010
Pages:407
PDF File Size:13.67 Mb
ePub File Size:5.27 Mb
ISBN:120-4-87272-612-8
Downloads:59479
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Voodoojind



Quisiera primero que todo aclarar que no fui criado como judo, sino como gentil. Mi formacin respondi a una perspectiva teolgica totalmente separada de la cultura hebrea tal como la encontramos en la Escritura y en la Historia. Debido a estos hechos, una gran cantidad de postulados teolgicos fueron absorbidos en mi mente totalmente desconectados de los valores teolgicos del Judasmo.

Los llamados padres de la Iglesia,en cuya doctrina fui formado, eran todos gentiles, ninguno judo. Por lo tanto, la conexin que tena en mi mente estableca que la Iglesia no tena nada que ver con Israel, con los judos o con elJudasmo. Para m se trataba de dos hechos totalmente separados y sin relacin. Consecuentemente, no tena siquiera un punto de referencia para verificar los orgenes de esa formacin; fueron aceptados pasivamente como parte de la realidad cultural de la que emerga como producto de esa educacin teolgica.

Esto no significaque]as enseanzasrecibidasfuernntOtalmenre inadecuadas o malintencionadas. En ninguna manera, pues estaba conscienre -y sigo conscienre- de que fueron Jas mejores de mi tiempo eswdiantil y alabo a Dios por la oportunidad de haber sido enttenado para pensar reolgicamenre.

En esa transferencia de informacin, tanto Israel como los judos y elJudasmo eran vistos, en el mejor de los casos, como algo totalmente separado, superado y sustituido por el Cristianismo; en el peor, como la anttesis del Cristianismo. Sobre la base de estos hechos, tanto yo como mis compaeros fuimos entrenados teolgica y culturalmente desconectados tanto de Israel como de la cultura de Di-os revelada en las Escrituras para Su pueblo.

No es mi intencin ni propsito culpar a nadie en particular de estos hechos, porque ahora entiendo las razones histricas, teolgicas, espi-rituales y profticas por las que han ocurrido, y alabo a Di-os por su habilidad para dirigir los destinos de la historia a pesar de nosotros. Simplemente estoy llamando la atencin a un hecho que no solo podra servir de identificacin para cientos de miles de hermanos y hermanas que pudieran encontrarse en la misma situacin en la que yo me encontr, sino tambin de entendimiento de los cambios que han ocurrido en mi vida y mi teologa como resultado del descubrimiento de las races hebreas, no solamente relacionados a mi ascendencia, sino a mis valores espirituales.

No dudara en afirmar que los dos hechos ms grandes que me han ocurrido fueron, por un lado, mi experiencia de salvacin y, por el otro, el descubrimiento de mis races hebreas. Tan impactantes han sido para m estas dos ltimas realidades, que puedo decir confiadamente que he experimentado dos conversiones: Primero a Cristo y al Cristianismo y, segundo, al Mesas y al Mesianismo. Son estas dos cosas diferentes? Ciertamente que s. Cmo entonces dos conversiones, una a Cristo y otra al Mesas, una al Cristianismo y otra al Mesianismo?

La respuesta a esta pregunta es la razn por la cual fue escrito el libro que tiene en sus manos. Permtame decir aqu, que mi experiencia de salvacin inicial, dentro del Cristianismo, la considero totalmente vlida e insustituible.

Nunca podr olvidar aquel momento de mi vida, cuando bajo la conviccin de pecado y separacin de Di-os, le confi a Jess de Nazaret la salvacin de mi alma. Pero deseara puntuaJizar que segn la educacin teolgica recibida, la experiencia de la salvacin que haba vivido no tena nada que ver ni con Israel,ni con los pactos de la promesa, ni con Avraham.

Esto no sucedi de un da para otro, sino que fue el resultado de un largo proceso por el cual fui dirigido, como ahora 10 comprendo, por la propia mano del Seor. Cuando miro retrospectivamente, puedo identificar tres hechosespecficos de mi vida que fueron clave en mi peregrinar teolgico desde el momento de la salvacin por la fe, hasta mi conversin al Mesianismo.

Primero: El descubrimiento de la-vigencia de los dones ,EspiritualesEl mismo da en que fui salvo en Junio de , se apoder de m una pasin por compartir con otros lo que haba recibido. A la sazn era un joven que acababa de cumplir quince aos. A los diecisiete prediqu mi primer mensaje oficial en la Iglesia Bautista del Cotorro, en la provincia de La Habana, Cuba, que estaba entonces bajo la administracin del presbtero Antonio Hernndez Loyola, pastor y evangelista de la Convencin Bautista de Cuba Occidental.

Entre el presbtero Hernndez Loyola y mi padre, el reverendo Hernndez Viera, se haba formado con los aos una hermosa amistad ministerial. Ambos eran bautistas, aunque de diferentes concilios, y venan de un trasfondo social y teolgico muy parecidos.

Recuerdo que mi padre traa cada ao a Hernndez Loyola a nuestra iglesia para predicar en campaas evangelsticas. Estos dos hombres, mi padre y Loyola, dejaron una impresin muy profund Recommended.

SCANNERDANNER EBOOK PDF

Raices hebreas del Cristianismo

.

NILAVANTI GRANTH PDF

RaĆ­ces hebreas del cristianismo

.

MANUAL CHITARA PDF

Las Raices Hebreas Del Cristianismo

.

Related Articles